jueves, 18 de enero de 2018

“…en la escalera, a las cuatro…”




“Termino mi turno y salgo raudo, al encuentro prohibido. 


Meses sin vernos, meses sin besarnos.
Nunca perdemos contacto y eso me gusta, es como un pseudo pololeo de quinceañeros, a distancia. Vas y vienes del sur…y yo siempre citadino, adicto a la urbe Santiaguina, adicto a los edificios y las cafeterías del barrio Lastarria, adicto a ti.


A lo lejos te veo, en la esquina y me buscas con tus ojos inquietos.


El saludo siempre coqueto, un beso entre la mejilla y la boca. 


Te sonrío, me sonríes.
Nos vamos? – te digo
Antes de ir al cine, debo acompañarte a hacer unos trámites, de no sé qué, la verdad no te puse atención a eso, tu trasero es mucho más interesante, la verdad.
Llegamos a un edificio muy viejo, pleno Santiago Centro. 


Paredes gigantes y blancas, al hablar te acompaña un eco, tiene ascensor con rejas y con ascensorista incluido. Un abuelo de gorra azul, que nos preguntó: suben?


Te tomé de la mano y le dije – “no gracias, vamos a pie”
Empezamos a subir las escaleras, ya eran las cuatro de la tarde, afuera hacía calor, pero el edificio era tan inmenso, que estaba fresco y agradable.


Me da vueltas en la cabeza, lo aburrido que será hacer estos trámites contigo, pero………
Una idea sucia, cruza mi mente. El edificio es enorme, muy solo, MUY solo. Con mucho eco, muy escondido…nadie nos vería…y si alguien se acerca se escuchará de lejos…no hay peligro…o si?
Ba! Qué más da…!
Bruscamente te tomo del brazo, y te detengo…comienzo a besarte tus pechos enormes, saco uno de ellos para afuera y comienzo a lamerlo. Meto tu pezón en mi boca, lo muerdo suave. Te quejas, y con tu mano en mi nuca, me presionas para que te siga chupando los pechos.


Te acaricio el trasero, me encanta. Estoy tan caliente, y tú también…huelo tus cabellos, huelen a fruta fresca, a primavera…a sexo, a miel.
Te gusta sentir, mi erección entre tus piernas, que te presione y apriete, que puje por sobre las ropas, lo que te quiero hacer desnuda.


Muerdes mi boca, ya estamos locos de deseo…bajas hasta mi entrepierna, bajas mi pantalón…te metes mi pene erecto en tu boca…comienzas a chuparlo, hasta el fondo, se siente tan bien…tu boca es genial, tus mamadas son tan genuinas y cálidas; ojalá tener esa boca día y noche en mi pene. Tu boca cálida…sucia.


Ahora, te pongo contra la pared, te hablo al oído: Quiero metértelo!
Bajas tus pantalones, y paras tu cola…pones tu trasero para mi…acaricio tus enormes nalgas, no alcanzo a bajar mis pantalones y ya estoy dentro de ti.


Hay que hacerlo rápido, para que no nos pillen, hay que hacerlo fuerte, para que no lo olvides.


Hay que hacerlo intenso, para que el orgasmo sea inolvidable.


Oigo pasos, oigo voces que se aproximan. Detengo el acto, y subo mis pantalones, ayudo a subir los tuyos. Entre risas cómplices y nervios, nos vamos.



Haces tus trámites, y sin dejar de reírnos, nos vamos al cine, cuya película resulta ser un fiasco “Captivity”, digna de una lluvia de tomates podridos.


Durante toda la película, nos pusimos ñoños y nos tomamos la mano, en más de una oportunidad. Te recostaste sobre mi hombro, comimos cabritas, tomamos bebida, nos reíamos de lo mala que era la película. 


Y en nuestra mente, seguía el recuerdo de nuestro encuentro sexual fortuito, fugaz, demasiado breve…DEMASIADO BREVE…muy fugaz.
Ba! Pero qué más da, cierto? Somos tan jóvenes, tenemos tanto tiempo por delante, toda una vida, tenemos miles de horas, para poder volver a coger…o para hacer el amor? No sé, quien sabe.
Pero nada me apura, a mis veinte-tantos, nada me apura y a ti menos, eres más joven que yo. Y tenemos toda una vida por delante, para volver a tener sexo, cierto?
La película acaba, bueno…que alguien acabe ya que nosotros no alcanzamos. Algo es algo, no?
Mala película, que mala forma de perder nuestro tiempo y hermosa juventud. Bueno, nos vamos…


Al salir me preguntas – “Nos veremos de nuevo?, pronto?”
No sé, nuestra relación siempre ha sido rara, inestable. Tú vienes y vas, amas a tu familia. Yo no me muevo de Santiago, por nada del mundo, y odio a mi familia. Tú quieres hijos, yo ni en sueños.
Pero no importa, estamos jóvenes y bellos, nos sobra tiempo, ganas y energía.
“Claro que nos veremos de nuevo, es eso algo tan obvio, como decir que mañana sale el sol” – Te digo.


“Tenemos que terminar lo que empezamos” – me afirmas
Con otro beso coqueto, entre mejilla y boca, nos despedimos para vernos pronto, se supone. Pero nuestra pseudo relación, que viene y va, nunca nada es seguro.
Te vas, miro como te alejas…eres linda, muy linda me digo…, eres tierna y dulce si te lo propones.
Un segundo…SOLO UN SEGUNDO…te imagino vestida de novia, y con una hija a mi lado. 



Ay no por dios! Yo casado y con hijos? 


Y contigo?
No…
o sí?
Cómo sería?
No lo sé, a mis veintitantos, no pienso en esas cosas…aún.


Pasaron meses y años, nunca perdimos contacto. Pero…nunca más, volvimos a vernos en persona.


Nunca más, terminamos lo que empezamos…
Nuestras vidas cambiaron demasiado…


Cargamos con mochilas llenas de historias lindas y otras no tanto…
La Luna que miro en mi cielo, es diferente a la que miras tú…lejos de Santiago, lejos de mí.


Busco en internet, la canción que me recuerda a ti…”la espera, me agotó. No sé nada de vos, dejaste tanto en mi”
El peso de los años se siente en ambos, corregirías el reloj una última vez?
Hazlo por mí…?

Corrige el reloj, una última vez
…y devuélveme a las cuatro…
…en esa misma escalera…
Contigo












jueves, 9 de febrero de 2017

(cuento corto) - “…la noche, aún es mágica…”


 
“…camino casi improvisado, acordaron juntarse de una día, para otro. Habían tenido un romance tan breve, como un suspiro, en su inocente adolescencia.




Pasaron 18 años, y la modernidad tecnológica los re-encontró.
 
Ella lo miró…
 
El la miró…
 
Conversaron,
se rieron,

 
admiraron cada imagen que paso frente a sus ojos. Edificios, artistas, colores y olores
caminaron de la mano,  saborearon hasta la última gota de café


se besaron…


 
 
Se sintieron como esos adolecentes inocentes pernos, otra vez.



Cuento corto…se dieron cuenta, que la noche, seguía siendo mágica, y que Santiago centro, por las noches aún mantiene ese encanto embriagador, aunque a veces se les olvide"

 
 
FIN
 
 
 
 
 
 
...al final de mil caminos...te sigo, te sigo
 
 
 
 
 

sábado, 21 de enero de 2017

"Morena Tentación"



 
Hoy, has llegado a mi cama, buscando otro cuerpo, buscando pasión
 
No lo puedo evitar, la atmosfera es mortal
Hay fuego en la habitación
 


Corre veloz hacía mí, que el ritmo acelera

 

El sudor me quema

 

Esta sed me domina

 

Sed de tus besos, agua bendita

Sed de tu sexo, ahora lo confieso

 


Ven y cierra la puerta

Metámonos a la cama

… de donde nadie nos podrá sacar

 

Abrázame fuerte, no me dejes

…te lo pido ¡no me dejes!



Porque de tu alma, me quiero saciar,

llévame despacio,

hasta el cielo tocar

llévame fuerte,

hasta ver tus ojos brillar





Quiero llenarme de tus gemidos, de tus susurros y de tus suspiros

Y las paredes, se llenarán de nuestro erótico eco

…del clímax prohibido




Haz de nuestro encuentro ocasional

una velada especial

 

Acelera el ritmo

en el techo de tu habitación, quiero nuestra imagen tallar…

Y en tu cielo, quiero ver las estrellas brillar




Tocar los planetas

fundirme en tu cuerpo

ser uno en el tiempo

 

Ven a mí…ya no aguanto más, ven a mí





Quiero despertar a tu lado

…Sudado…

Caramelo pornográfico

Sentir tu aliento

Sin importar el tiempo




Quiero perderme en la infinidad…

y con tu sexo, romper con toda realidad
 











“Emociones privadas” – Ricky Martin:
https://www.youtube.com/watch?v=N-m9fn1yeEI
 
 
 


 


viernes, 9 de diciembre de 2016

".........y ahora te busco, pero nadie se parece un poco...a ti"

 

Noche de insaciables deseos, danza prohibida

Desesperación incontrolable

Tu boca en la mía

Tus labios comiéndome

Devorando dulce tus incoherencias

Aquellas prohibidas, reprimidas delicias

 

 

Tu cuerpo me estrecha

Me contiene, me excita, me moldea

Rodea mis formas

Tus manos me tocan

Te beso…

…Me besas

Desespero

¡Lo quiero todo y más!

 
 


Siento tu sexo

Nuestros cuerpos juntos, bailando con rudeza

Volumen

Belleza

Tu naturaleza

 

Confesando tus deseos, erotizas mi mente

Erotizas mi alma, mientras rompemos juntos la cama

Me vuelvo tan vulnerable, de tus labios

Escucho tus deseos sucios, cantándome al oído

Este, es el ritual perfecto

 
 


Quiero morderte

Saberte toda en mí

Beberte

Lamerte

Comerte

Cogerte…!

 

Noche de piernas abiertas

Ávida y voraz

Encastre y sucia

 

Despiertos toda la noche

Te siento plena, donde me siento perenne

Eterno, como ninguno

¡Excitado, como ninguno!

 

Cabalgar tus libertades

Dependencia absoluta

Yo,

esclavo de tus deseos

Tú,

esclava de mis movimientos

 

Inundarte con mi ser

Eres dueña de mis palabras

Dueña de mis pasiones

Y yo, dueño de tu entre pierna

 

Ceremonia sublime, demasiado bueno para ser verdad

 

¿………amor?
 

Dejo de ser,
Eres un misterio indescriptible
Somos cómplices, de esta adicción
Estoy resignado y admitido
 
…estoy Perdido…
 
Ya no me contengo
Tu cercanía es deliciosa!
...Miel de ti…
Cuando bebo de tu entre pierna, eso es miel de ti…
 
Lenguas en juego
Nuestros besos, haciendo el amor
Y tus gemidos, son todo mi calor
 
 
                               ¿…Equivocado amor…?